11 dic. 2018

Nueva Actualización de energía de Diciembre 2018 - Subiendo de Nivel, Conexión Profunda y Tiempo de Espera


por Lee Harris


1 de Diciembre 2018


  
Hola a todos y bienvenidos a la Nueva Actualización de Energía para Diciembre de 2018.

Subiendo de nivel

Este mes de Diciembre la energía nos impulsará hacia un nuevo nivel energético, sobre todo a los trabajadores de Luz o hacedores de cambios. Es cierto que ha venido ocurriendo durante todo este año. Sin embargo, esta experiencia de subir de nivel continuará y será más intensa desde ahora hasta finales de Febrero. Estamos llegando al cierre de los cambios energéticos de 2018. Este último cambio tiene como finalidad que podamos ver y experimentar nuestras vidas desde un nuevo nivel de conciencia y de auténtico poder en el presente, por lo que nuestros antiguos patrones podrían emerger con más fuerza durante el proceso.

Quienes ya lo estén sintiendo quizá estén experimentando momentos de regresión, de enorme resistencia, de miedo o estén pasando por un periodo difícil.Siempre que pasamos por periodos así debemos recordar ser muy amorosos y amables con nosotros mismos. Sé como un padre amoroso para ti y para el proceso que estás viviendo. Es difícil asimilar la intensidad de las energías planetarias, políticas y humanas que se están dando en el planeta, de manera que sé todo lo amable que puedas contigo mismo. Nutrirte y cuidarte siempre que sea posible ya no será un lujo, sino una prioridad vital.

Estas fases de miedo y resistencia tienen lugar porque durante las épocas de cambio de nivel solemos atravesar algunos baches que reducen nuestra velocidad. Y no podemos seguir llevando nuestro antiguo equipaje con nosotros a un nuevo viaje.

Podríamos experimentar de forma alterna descubrimientos repentinos (un nuevo nivel de claridad, de relacionarnos, el cambio de un antiguo patrón) y, a continuación, una pequeña regresión o caída, seguida de un avance que nos hace sentir eufóricos, felices;  y después, otra pequeña regresión o caída. Son los síntomas de que estamos atravesando una intensa ola de energía para llevar a cabo una profunda transformación. En realidad este proceso ha sucedido durante los últimos años, pero puede sentirse con más fuerza en determinados meses, y así será en el periodo comprendido entre Diciembre y Febrero.

He conocido a personas que creen que deberían estar en un estado de equilibrio permanente -lo cual me parece un mito que no podemos alcanzar. Durante los próximos meses las energías serán intensas y la forma en que las gestionemos (permitiendo que nuestros altibajos formen parte del proceso) serán la clave de nuestro equilibrio.

Emociones estancadas

Este mes debemos contar con que las emociones estancadas estarán saliendo a la luz. Todos estamos sintiendo nuestras emociones con más fuerza, lo que podría derivar en estallidos repentinos o en una reactividad extrema. También podría favorecer más apertura de lo habitual a conversaciones sobre cuestiones emocionales. O podría suponer una llamada a que apoyemos a los demás en las dificultades que están atravesando. Para poder gestionarlo adecuadamente, sé consciente de cuándo necesitas tomarte un descanso de todas las emociones que hay a tu alrededor para centrarte en las tuyas y mantener tu equilibrio.

A un nivel más profundo, se nos está invitando a todos a ir más allá de las emociones estancadas y heridas, como el miedo, la frustración y la rabia. Muchas de esas energías que nos atraviesan son ancestrales y están emergiendo ahora para ser despejadas porque caminamos hacia nuevos tiempos.

Muchos también están preocupados por su seguridad. No entienden lo que están viendo en el mundo, no lo encuentren sentido y están despertando. A veces puede asustarnos la fragilidad de nuestra condición humana y el miedo puede formar parte de nuestra experiencia aquí.

Pero es importante que seamos conscientes de cuándo y cómo intentan hacernos sentir miedo. Absorbemos miedo de otras personas y de otras fuentes, y el miedo  despierta esas emociones atascadas, como cuando nos sentimos sobrepasados, con la sensación de no poder respirar y de que nuestro estado emocional o psicológico nos impide funcionar.

Por lo tanto, mostremos toda la compasión posible por los demás si no nos encontramos en una de esas fases. Apoyemos (cuando podamos) a aquellos que estén pasando por mini-crisis (que más tarde se convertirán en saltos evolutivos) o que estén  sufriendo emocionalmente.

Obviamente, cuida de ti siempre que lo necesites. Sin embargo, la mayoría podemos  apoyar a otros cuando llega su turno de enfrentarse a sus conflictos internos, y muchos estamos aquí precisamente para eso. Forma parte de nuestro camino, de nuestra misión. Al igual que otros compartirán con nosotros sus habilidades o sus misiones, es así como se supone que vamos a devolver lo que se nos ha dado. Formamos una tribu y quizá tu don consista en ayudar a aquellos de tu entorno que sufren presos de emociones atascadas, conflictivas o reactivas. Es posible que estés diseñado para ser el bálsamo que les ayude a atravesarlas… Considéralo este mes, sobre todo si esta manera de ver las cosas es nueva para ti. Piénsalo cuando observes pequeñas explosiones irracionales en los demás. 

También nos acercamos a la Navidad, que suele ser una época intensa a nivel emocional, debido al ajetreo, los viajes, a situaciones donde los problemas familiares y de la infancia pueden salir a la luz, a heridas por una sensación de desconexión, etc. O, por el contrario, se viven grandes conexiones, mucho amor y apertura de corazón. Es la tormenta perfecta a nivel emocional.

De manera que sé consciente de cuántas personas padecen un estado de necesidad emocional y recuerda que una simple sonrisa o una mirada amorosa puede crear una enorme diferencia. Si puedes simplemente escuchar y apoyar sin juicio mientras quien está a tu lado se derrumba, ese momento puede ser muy importante para esa persona y podría ayudarla a sentirse profundamente comprendida. El poder del apoyo es una fuerza de sanación muy necesaria. Viene de esa clase de compasión que nos da la sensación de formar parte de una comunidad y que se está extendiendo por todo el planeta.

Tiempo de espera

En estos momentos muchos tenemos la sensación de estar en una especie de periodo de espera: esperando a que ocurre una transformación o a que la vida mueva ficha. Si estás en calma y te rindes a ello, en el plazo de uno o dos meses se producirá un renacimiento en ti. Pero si lo vives con rabia o frustración, debes saber que en lo sucesivo esas emociones ya no podrán acompañarte.

La rabia y la frustración por estar “paralizado o detenido” es la verdadera razón de esa espera. Estás entrando en contacto con ellas para poder agotarlas y aprovechar la energía positiva de tu fuego interior antes de pasar a una nueva situación o de vivir tu próxima relación. Y es muy importante que lo hagas.

De manera que, si te sientes fuera de juego por cómo te están yendo las cosas, en lugar de pensar que algo va mal en tu vida o que el Universo te ha olvidado, te propongo que sientas curiosidad por la parte de ti que se siente anulada, enfadada y frustrada. “¿Qué intenta decirme esta rabia, que parte de mi campo energético está intentando renacer?

Si tienes la sensación de que tu rabia se está convirtiendo un problema crónico, pide ayuda para poder resolverlo. Encuentra un consejero (un terapeuta, un sanador o un amigo) que pueda ayudarte a confrontar esa rabia y a comprender lo que encierra.

Si te ves forzado a esperar y te sientes frustrado por ello, mi pregunta sería: ¿Puedes hacer algo para cambiar las cosas? Si no estás dispuesto a hacerlo o sientes que el Universo no te está apoyando -¿qué provecho podrías sacar de este periodo de pausa o de esta emoción? ¿Qué podrían estar intentando decirte? No te sientas mal ni seas duro contigo mismo. Esa rabia y esa frustración contienen energía, nuestro fuego interior encierra el potencial de una importante transformación. Pronto podrás desvelarlo y liberarlo para seguir adelante.

¿Conexión o juicio?

Este mes nos veremos ante el dilema entre la conexión con los demás (que es amor), o el juicio (que es miedo). Tendremos la ocasión de observar de cerca el baile entre la conexión y el juicio, y de comprender cómo nuestro juicio hacia otros (o hacia uno mismo) nos aleja de nuestros corazones, desconectándonos de nosotros mismos y de los demás.

Es posible que aparezcan numerosas oportunidades y momentos en nuestras relaciones que nos ayuden a explorar esa parte de nosotros. También muchos tendremos nuevas opciones en las relaciones: personas con las que normalmente no conectaríamos y experiencias que habitualmente nos negaríamos.

Pregúntate: ¿estoy desde el juicio o estoy experimentando conexión con otra persona?

Quienes estén experimentando conexiones profundas podrían sentir un nuevo nivel de apertura de corazón y de presencia, tanto con el planeta como con otras personas. Momentos increíbles de presencia y de conexión con el Universo, con la conciencia y con uno mismo que nos hacen sentir muy despiertos.

De igual manera, es posible que otros experimenten lo contrario, la sensación de apartarse del mundo y de permanecer en su nido, lejos de la vida y de los juicios ajenos. Si este es tu caso, pregúntate por qué prefieres eso a conectar con otros. ¿Necesitas recuperarte de algo a solas o sólo es un viejo hábito que puedes dejar ya?

Recuerda que la vida es cambio y movimiento; no permanecemos en un lugar ni mantenemos la misma actitud de por vida.

Si estás dispuesto a mostrar curiosidad por “tu lado oscuro” o por las emociones más negativas, este periodo es muy favorable para exponerlas a la luz y volver a reconectarnos de forma rápida y consciente. Te sorprenderá la velocidad con que puedes salir de esos juicios para vivir experiencias más positivas.

Estamos diseñados para el cambio

Estamos hechos para lidiar con el cambio, a pesar de que nuestro miedo nos diga que no es así. La mayoría estamos aquí para eso y hemos venido a mostrar a otros cómo se hace.

Si en algún momento el miedo te atrapa (si alguien te cuenta lo mal que va todo, o las noticias muestran alguna historia sobre “lo terrible que es el mundo”), sé muy consciente de la propaganda de miedo que están desplegando los medios y de cómo el miedo se está utilizando para limitarnos y limitar nuestro potencial.
Una de las pruebas más difíciles para todos ahora es trabajar con nuestro miedo cuando aparece, para transmutarlo y volver a ese lugar interior donde cada día confiamos en quienes somos y en el proceso de la vida.

 No digo que sea fácil ni que podamos vivir siempre desde ese estado. Y, sin embargo, es lo que ahora se nos está pidiendo. Más y más personas están empezando a saborear ese estado del ser y, poco a poco, todos estamos aprendiendo a sostenerlo y a afianzarlo.
Te deseo un maravilloso mes de Diciembre.

Mucho amor,


 Lee XX



 (c) copyright 2018 - all rights reserved by Lee Harris Energy